Mujeres

No eres tú soy yo

Estrategias ligar con 843026

Sin embargo, la seducción es un ritual muy personal, en el que lo que le va bien a unos significa el fracaso estrepitoso para otros. Utiliza el humor No se trata de ser el típico gracioso que puede acabar cansando, sino de hacer comentarios ingeniosos de vez en cuando para afianzar los vínculos entre ambos. Una vez captada así su atención, se debería mantener el interés conversando con la otra persona, siempre tratando de evitar esos silencios incómodos y apelando a su buen sentido del humor. No hables demasiado de ti mismo ni seas arrogante. No ahorres en elogios Existen ciertas contradicciones entre los coach sobre la utilidad de los cumplidos. Para algunos de ellos se trata de una buena herramienta para romper el hielo, algo así como la escusa perfecta para acercarse a la persona, generar empatía y comenzar así una conversación.

Yo tampoco. Afortunadamente, este artículo no tiene absolutamente nada que ver con la pentadactilia y su finalidad es, si me lo permiten, mucho menos ambiciosa: confío en que no me tomen por un burdo libertino si les digo que mi intención no es otra que enseñar a los hombres a ligar. He de confesar que soy un hombre y he de confesar, asimismo, que no sé ligar. Lo asumo, mi experiencia en esta materia es literalmente nula, pero es en tal carencia donde precisamente reside la utilidad de mis consejos, ya que me temo que son ustedes unos autómatas. Sin excepción. Hace diez días, un amigo que tampoco se prodiga demasiado en el intimidante globo de la noche y a quien conocí en en un chat de internet, me convenció de que le acompañase durante la noche de Fin de Año —por supuesto, yo en mi ciudad y él en la suya, Damasco, aunque permanentemente en ósculo gracias a Steve Jobs—. Atónito, comprobé que los hombres no saben afilar a las mujeres. Son muchos los que lo intentan y muy pocas las mujeres seducidas, y eso es intolerable. En la lección aprendida.

Galán Seducir es un arte y como todo arte, algunos tienen una libertad impresionante para ello mientras que otros necesitan aprender y practicarlo. Os contamos algunos detalles que os pueden quedar interesantes tanto a hombres como a mujeres. Cómo seducir a una madama Muchas mujeres se sienten atraídas por hombres de grandes dimensiones, es lo que algunos han denominado como la «técnica Hulk«, el hecho de que puedas ofrecerle unos brazos y un pecho confortable en el que guarecerse puede convertirse en una gran delantera porque la sensación que se le ofrece es de seguridad y protección. Dicho esto, me parece importante reseñar que muchos hombres que mantienen esta conducta no lo hacen guiados por una técnica, si no que pueden sentirse inseguros de por sí, ansiosos, padecer algunos de los síntomas de depresiónentre otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.